¡Buenos días a todos y a todas!

Muchas gracias al Sr. Rafael Apraiz por sus palabras.

Es un honor darles la bienvenida a Castelldefels y, por supuesto, a una nueva edición del Congreso y exposición internacional de playas.

Cuando una entidad de tanto prestigio como es ATEGRUS, ofrece la posibilidad de organizar en nuestra ciudad el Congreso Ecoplayas, enseguida sentimos una sensación de orgullo.

Desde el primer minuto nos pareció una excelente idea. La pandemia nos ha hecho esperar para poder disfrutar del Congreso, pero hoy, por fin, es ya una realidad.

Me gustaría dar la bienvenida a Castelldefels a las 200 personalidades llegadas de toda España, entre técnicos, representantes universitarios, empresariales, investigadores, responsables políticos.

Si es la primera vez que nos visitan, les recomiendo abrir bien los ojos porque están a punto de descubrir una ciudad única.

Es verdad que mi visión no es objetiva, porque estoy hablando del lugar donde he nacido, he crecido y he formado una familia.

Pero el Castelldefels donde yo crecí, poco tiene que ver con la gran ciudad que es hoy en día.

El municipio ha evolucionado gracias a la suma de esfuerzo de las generaciones que nos han precedido, y que nos permiten disfrutar, sin ir más lejos, de cinco kilómetros de playa, acompañados de un paseo marítimo de calidad y un entorno gastronómico y comercial de referencia en toda Catalunya.

Un entorno medioambiental que está acompañado por el parque natural del Garraf, y espacios naturales como la Olla del Rey.

Desde la montaña, nos protege nuestro Castillo, recientemente renovado. Les recomiendo a todos que vayan a visitarlo, y conozcan el nuevo espacio de interpretación de la historia y la piratería, porque estoy convencida de que les va a sorprender.

A la vez, miramos al futuro, y pensamos en el Castelldefels que nos gustaría ser en el año 2030. En este camino, tendrá mucho que ver la Universidad, situada en el municipio, así como el Parque Mediterráneo de la Tecnología.

Sin olvidar la buena conexión que tenemos, a solo veinte minutos de Barcelona y a diez del Aeropuerto Josep Tarradellas – El Prat, ya sea a través de transporte público, tren o vehículo privado.

Una conexión con nuestro entorno, que mejoraremos en los próximos meses, con la renovación de la vía principal de la ciudad, la C-245, que nos acercará todavía más a ciudades vecinas como Gavà, Viladecans, Sant Boi y Cornellà.

En los próximos días, se va a hablar, y mucho, de modelos de playa, y permítanme que haga una pequeña pincelada sobre el modelo de Castelldefels.

En el mandato anterior, pusimos en marcha un proceso participativo con vecinos, para definir nuestro modelo de ciudad. Entre todos, decidimos apostar por una playa y un turismo familiar, que combine el ocio, el civismo, la seguridad y el descanso de los vecinos.

Una playa que acoge actividades culturales, de dinamización y que, en los meses de verano, se convierte en un polideportivo al aire libre, con una gran variedad de actividades para disfrutar en familia.

Durante el verano de 2020, marcado por las restricciones de la pandemia, pasaron por nuestra playa hasta 5 millones de personas.

Con toda precaución, podemos decir que hablamos de un modelo que está funcionando, gracias al trabajo de muchos años, protagonizado por la suma de esfuerzo de administraciones, entidades y Gremios.

Hace tan solo unos días, Castelldefels se ha incorporado en la Red Europea de Municipios Amigos de las familias.

¡Somos la primera ciudad española en obtener esta certificación! Se trata de una iniciativa europea que promueve políticas locales para desarrollar la cultura familiar.

Un certificado que se suma a la distinción de Turismo familiar, que obtuvimos en 2020, y al sello de Destino de Turismo Familiar, que nos otorgó la Agencia Catalana de Turismo en 2015, gracias a la oferta de servicios adaptados a necesidades de familias con niños.

Como habrán podido apreciar, en estos momentos se están acabando de instalar los 12 chiringuitos de temporada.

Precisamente, este año hemos aprobado la nueva concesión, prevista hasta el año 2025, y hemos introducido nuevos criterios sobre el consumo de energías renovables, el ahorro energético y la colaboración con entidades de la comarca y el área metropolitana.

Se han tenido en cuenta criterios como colocar una instalación solar fotovoltaica, la integración en el entorno marino, la apuesta por acciones para sensibilizar sobre la protección del medioambiente.

En esta misma línea, ya desde el mandato anterior, y junto con la AMB, venimos trabajando para recuperar el estado natural de los sistemas dunares.

Un sistema cada vez más importante como protector ante la subida del nivel del mar, o episodios de fuertes temporales con olas superiores a 2,5 metros de altura.

Temporales, como fue el caso del Gloria, en enero de 2020, que están haciendo desaparecer varios metros en nuestras playas.

Es por ello que estamos haciendo un fuerte trabajo de regeneración y protección ante este tipo de episodios que, como consecuencia del cambio climático, serán cada vez más frecuentes.

De la misma manera, desde el pasado viernes, están abiertas las puertas del Espacio Dunar, situado dentro de la Oficina de Turismo de la Playa.

Un espacio que inauguramos a finales de 2020, con un centro de interpretación que ayuda a sensibilizar sobre el valor del ecosistema dunar, y el espacio litoral natural.

Para finalizar, simplemente me gustaría destacar que, para nosotros, el mejor reconocimiento que podemos recibir, es que instituciones como ATEGRUS piensen en Castelldefels, para acoger el Congreso Ecoplayas.

Acoger el Congreso nos hace incrementar todavía más nuestro orgullo por Castelldefels.

Desde el Ayuntamiento, junto con la Diputación de Barcelona, esperamos que disfrutéis de las jornadas y, estamos seguros, que seremos los primeros en aprender nuevas ideas y propuestas para mejorar nuestras playas.

¡Muchas gracias y bienvenidos a Castelldefels!

COMPARTIR:

Instagram

LA ALCALDESA Y LOS CIUDADANOS